Esto me parece muy fuerte

Posts Tagged ‘pesadilla

 

Puede parecer una broma, una exageración o una leyenda urbana, pero no es así. Sino que se lo pregunten a Michelle Thompson, una británica de 43 años que padece el Síndrome de Excitación Sexual Permanente, es decir,  sufre 300 orgasmos al día.

En una entrevista al periódico News of the World Michelle asegura en que no puede parar de experimentarlos a cualquier hora y en cualquier sitio y, aunque parezca mentira, le ha supuesto un problema hasta ahora.  Imaginaros que hasta el ruido de las máquinas de la fábrica de galletas donde trabajaba le provocaban orgasmos. Por ese motivo se ha convertido en toda una pesadilla para esta mujer considerada por los sexólogos “hipersexual”.

Mientras que  algunas mujeres les cuesta mucho alcanzar el clímax, a la protagonista de esta historia es el pan de cada día. Vamos hacer números. Michelle asegura que son 300 al día, es decir, 12, 5 cada hora y por tanto tiene un orgasmo cada cinco minutos, cosa que le complica bastante la realización de sus tareas diarias.

 El caso de la mujer británica es poco común pero tiene su explicación: una mujer, ante un estímulo erótico persistente y teniendo un buen potencial sexual, puede experimentar orgasmos sin necesidad de una estimulación física, pero no es común que esta circunstancia se prolongue en el tiempo.

 Me parece muy fuerte que lo que parece ser un “don” que a muchas mujeres, y hombres, estarían encantadas de poseerlo se convierte en una autentica pesadilla y desgracia para aquella que padezca un orgasmo cada cinco minutos mientras anda por la calle. Se me viene muchas situaciones “surrealistas” y divertidas a la mente pero no me gustaría estar en la piel de Michelle Thompson. Eso sí, siempre que sea una verdad y no sea una exagrecaión de la mujer ya que me cuesta creer el numero tan elevado de placer al día.

Como si se tratase de una pesadilla, Rom Houbens ha permanecido  23 años consciente y sin poder hablar ni moverse mientras familiares, amigos  y médicos daban por hecho que se encontraba en coma.  ¿Quién no ha tenido nunca la sensación de impotencia durante mal sueño donde te persiguen y no puedes levantarte ni chillar?  Pues para el protagonista de esta historia no fue una pesadilla, fue real y  lo vivió día tras día durante más de dos décadas.  “Grité , pero no había nada para escuchar”, contó el paciente belga de 46 años que le diagnosticaron coma después de sufrir un accidente.  Su rutina sólo se basaba en soñar y soñar en una vida mejor.

 

 El fin de este horror se produjo hace tres años cuando los nuevos escáneres revelaron un funcionamiento cerebral normal. A partir de aquí los médicos se dieron cuenta que Houbens había sufrido en silencio y consciente en todo momento de lo que estaba sucediendo en su habitación pero incapaz de comunicarse.

 Según el médico que “volvió a la vida”  a Rom “sólo en Alemania, cada año, unas 100.000 personas sufren lesiones cerebrales traumáticas graves. Alrededor de 20.000 padecen después un coma de tres semanas o más largo. Algunos de ellos mueren, otros recuperan la salud. Pero se estima que entre 3.000 y 5.000 personas al año quedan atrapadas en una fase intermedia en la que viven sin regresar de nuevo”, explica.

Me parece muy fuerte y no me puedo imaginar como lo debe haber pasado este hombre. 23 años de impotencia, sabiendo que no estas muerto, consciente de todo lo que pasa a tu alrededor y sin poder hacer nada. Sin duda toda una pesadilla.